ENERGIA SOSTENIBLE

¿SERÁ ESTE AÑO EL PUNTO DE INFLEXIÓN PARA UN MODELO ENERGÉTICO SOSTENIBLE?

Por cortesía de Matteo Dal Corso, Application Specialist - Retail Solutions Carel Industries

La previsión que está surgiendo para las próximas décadas sobre la salud de nuestro planeta parece inequívoca. La disminución de los niveles de calidad del aire, el cambio climático, el aumento del nivel del mar, la extinción de numerosas especies animales y el aumento de la deforestación son todas señales que anuncian el inicio de un cambio nunca visto anteriormente.

El IPCC, el panel intergubernamental sobre cambio climático, publicó en su último informe datos alarmantes sobre el calentamiento global, estimando que, de acuerdo con las tendencias actuales, habrá un aumento de 1.5ºC en la temperatura media global de la superficie entre 2030 y 2052.

Los conocidos problemas medioambientales que se están convirtiendo cada vez en más urgentes, no son solo una moda pasajera o un argumento de las políticas progresivas, sino la base para construir una cultura de crecimiento sostenible. No es coincidencia que los términos "cultura" y "sostenibilidad" deban ir de la mano para crear un modelo de energía sostenible, y este es quizás uno de los desafíos intelectuales y técnicos más exigentes en la actualidad.

Esto incluye directamente a todas las aplicaciones que utilizan gases refrigerantes para aire acondicionado o refrigeración industrial o comercial. Para entender cómo de extensos son estos tipos de sistemas, los datos muestran que actualmente el aire acondicionado y la refrigeración consumen alrededor del 17.2% de la producción de electricidad en el mundo (según los datos del 2009 de IEA y las estimaciones de IIR en el 2015), mientras que el 2% se dedica solo a aplicaciones de refrigeración comercial (supermercados).

Si añadimos el hecho de que, según datos estadísticos conocidos, los sistemas de refrigeración comercial pierden de media cada año hasta un 20% de su carga de refrigerante, está claro que estas aplicaciones tienen un gran impacto ambiental, debido tanto al consumo energético como a la emisión a la atmósfera de gases refrigerantes.

Sin embargo, paremos un minuto: ¿Por qué se piensa que los refrigerantes son uno de los principales culpables del calentamiento global? ¿Y por qué los refrigerantes naturales son la solución?

La respuesta es simple y puede resumirse con las siguientes siglas: GWP.

Redes sociales