LA BOMBA DE CALOR

LA BOMBA DE CALOR

La bomba de calor es una máquina térmica que consigue la temperatura perfecta en cualquier tipo de local o recinto, tanto en invierno, como en verano y pudiendo también producir agua caliente de una forma sencilla, económica y respetuosa con el medio ambiente

Por cortesía de AFEC

¿CÓMO FUNCIONA?

La bomba de calor toma la energía del entorno natural (el aire, el agua o la tierra) y la transporta al interior de los recintos, calentándolos.

También actúa a la inversa, llevando el calor del interior de los recintos hacia el exterior, refrescándolos.

Y todo ello de una forma muy eficiente, ya que la bomba de calor es capaz de transportar más calor que la energía eléctrica que consume.

BENEFICIOS

• Confot: Genera un ambiente más saludable, ya que consigue y mantiene una temperatura perfecta, a la vez que mejora la calidad del aire gracias a sus filtros.

• Eficiencia: Al capturar energía de fuentes naturales y gratuitas, consigue multiplicar su potencia eléctrica y transportar calor útil de forma altamente eficiente. Por ejemplo, una bomba de calor aerotérmica entrega 4 kW de energía de calefacción y consume solo 1 kW eléctrico, captando los 3 kW restantes del aire ambiente de manera gratuita.

• Fiabilidad: Actualmente es el sistema más utilizado en los sectores con grandes necesidades de climatización, como el comercial y el industrial.

• Sostenibilidad: Utiliza energía procedente de fuentes renovables, además de reducir las emisiones indirectas de CO2, como consecuencia directa de su eficiencia de funcionamiento.

• Ahorro: Su eficiencia energética reduce costes en la factura eléctrica.

• Fácil mantenimiento: Necesita un mantenimiento sencillo y no requiere de recarga periódica.

• Funcionalidad: Es capaz de proporcionar calefacción, refrigeración y agua caliente, incluso mediante un solo equipo, por lo que es útil todo el año. Es posible, igualmente, encontrar equipos solo para climatizar y solo para producción de agua caliente.

Redes sociales