BUENA PRAXIS EN INSTALACIONES DE REFRIGERACIÓN: PROCEDIMIENTOS DURANTE LA INSTALACIÓN Y MANTENIMIENTO

 

 

Por cortesía de Lorena Hernández (Responsable Técnico. Asofrío 2002 S.L.)

 

Las instalaciones de refrigeración se deben diseñar, ejecutar, poner en marcha y mantener siguiendo unos requisitos mínimos de seguridad, establecidos en los Reglamentos que dirigen nuestro sector.

La presente Comunicación tiene por objeto determinar los requisitos a cumplir por las empresas frigoristas con la intención de asegurar la realización de un trabajo con garantías para sus clientes, desde el punto de vista de cumplimiento de requisitos legales y, yendo un paso más, de mejora de la calidad de servicio.

Los titulares de las instalaciones de refrigeración son los responsables del conocimiento y aplicación del Reglamento de Seguridad de Instalaciones Frigoríficas en referencia a su funcionamiento, al acondicionamiento de sus instalaciones, a las revisiones periódicas de las mismas y a la gestión documental que derive de todas éstas acciones, aunque en la práctica dichas funciones suelen delegarse en las empresas frigoristas, por ello adquiere una importancia transcendental el conocimiento del instalador sobre todas las cuestiones de aplicación.

Además, su actividad está referida a distintos Reglamentos y Normas de ámbito europeo y nacional, dentro de estos últimos, relativo a distintas Administraciones (Industria, Medio ambiente, Economía y Hacienda, etc.). Para ello se establecen unos Procedimientos de Instalación y Mantenimiento, así como de gestión documental en cuanto a certificaciones y acreditaciones que aúnen en un Referencial de Instalación todos los requisitos necesarios para el desempeño de su actividad, así como para garantizar la calidad de servicio prestada a sus clientes.

Redes sociales