Artículo de opinión

/2020-03-26/

CONECTIVIDAD: IMPRESCINDIBLE PARA LA REFRIGERACIÓN 4.0

Por cortesía de Andrea Bianchi, Application Specialist for Refrigeration Food Service en Carel Industries

 

Teléfonos inteligentes, smart tv, smart watch, e incluso máquinas de café inteligente.  ¿Por qué?  ¿Por qué limitar la funcionalidad de un dispositivo solo a sí mismo?  En este contexto, pensamos en grande, deseando que todos los dispositivos se vuelvan inteligentes para controlarlos a través del objeto del que ya no podemos prescindir, el paradigma tecnológico de esta era: el teléfono inteligente.

Pero, ¿cómo se convierte un producto en inteligente?  Se vuelve inteligente cuando puede conectarse a una red e interactuar con nosotros, cuando podemos controlarlo de forma remota, leer su estado y programarlo a través de una aplicación dedicada, lo que convierte el smartphone en el centro de control de todos nuestros dispositivos inteligentes.

carel 1

Aquí es donde la interfaz para interactuar cambia del dispositivo a la aplicación, con lo que cada vez es más importante para todos los usuarios tener una experiencia simple e intuitiva, que sea transparente a pesar de la complejidad tecnológica y la arquitectura de red de todo el sistema.

Entonces, en el 2020 y centrándonos en el mercado de la refrigeración, ¿en qué dirección vamos?  ¿Cómo están evolucionando los refrigeradores de nueva generación y cómo serán en el futuro?

Una cosa es segura, y es que ¡estarán conectados!

La conectividad en la refrigeración 4.0 entra en juego a lo largo de todo el ciclo de vida de la máquina, desde la producción hasta la puesta en marcha y el usuario final, y todas las partes afectadas pueden obtener beneficios.  Por ejemplo, los OEMs pueden flexibilizar la producción y obtener la trazabilidad de sus productos, las compañías de bebidas necesitan controlar la flota de refrigeradores en campo y obtener datos globales agregados, las compañías de servicios quieren identificar rápidamente cualquier problema con las máquinas e intervenir de manera efectiva, y el usuario final quiere el máximo control sobre los productos expuestos en el mueble refrigerado.

 carel 2

Hoy en día, las opciones de conectividad en los controladores para refrigeración son muy variadas, y no se diferencian mucho de las tecnologías a las que estamos acostumbrados, como NFC, Bluetooth, Wi-Fi, 2G y 4G.  Un aspecto interesante a mencionar es que cada tecnología puede utilizarse de manera cruzada por todos los actores antes mencionados.

Específicamente, hay aplicaciones que mediante NFC permiten a los fabricantes programar un control en muy pocos segundos, colocando el smartphone en la cadena de producción (aunque el control no esté encendido), optimizando así la fase de configuración de la máquina.  Además, es posible escribir información adicional en la memoria NFC, como el número de serie del producto, la línea de producción y el operador que procesó la unidad, para luego exportar esta información y facilitar la trazabilidad.

Las empresas de bebidas, interesadas en aumentar la rentabilidad de cada unidad individual, prestan especial atención al atractivo de la unidad.  La conectividad es la clave cuando comenzamos a hablar de Bluetooth Beacon, es decir, sensores activos que permiten enviar notificaciones personalizadas a los consumidores potenciales cada vez que se encuentran dentro del alcance de la antena BT, invitándoles a comprar con ofertas especiales (compromiso con el cliente).

Para las empresas de servicios, una vez que la unidad está instalada en campo, es posible conectarse fácilmente a través de NFC o Bluetooth para poder gestionar diferentes configuraciones de la máquina, diagnosticando rápidamente cualquier anomalía en la operación.  Es posible acceder a los registros de temperaturas, el estado de los relés y las diversas alarmas, todo fácilmente accesible en smartphones y/o exportado directamente a un ordenador.  Entre otras funciones interesantes, merece destacar el rápido acceso a la documentación técnica y al manual de la máquina, que contiene toda la información sobre el mantenimiento periódico y las intervenciones, simplificando los procesos antiguos.

El usuario final, que usa el refrigerador todos los días, no necesita una programación tan avanzada.  De hecho, aquí es crucial la simplicidad en la interacción.  En el caso de cocineros, pasteleros, y todos los operadores involucrados en el servicio de alimentos, el requisito es administrar fácilmente el protocolo HACCP,  a través de aplicaciones dedicadas y conexión Bluetooth, que les permiten monitorizar y exportar los datos de temperatura del mueble refrigerado. 

Otro sector en el que los protocolos de seguridad en refrigeración son restrictivos es el campo de la medicina, donde el almacenamiento de medicamentos debe garantizarse dentro de un cierto rango de temperatura.  En este caso, la facilidad de gestionar la exportación de datos de temperatura también se vuelve esencial.

Carel 4

 

Mientras que, por un lado, NFC y Bluetooth permiten interactuar localmente con los refrigeradores individuales, la conectividad Wi-Fi, 2G y 3G están las orientadas a la interacción remota con un gran número de unidades.  Está claro que, para monitorizar un gran número de refrigeradores, se requieren servicios adicionales de IoT que permitan obtener estadísticas y datos añadidos.

Los servicios de IoT que realizan la denominada gestión de activos permiten a los fabricantes de muebles refrigerados, una vez que sus unidades se han instalado en campo y se han conectado, adquirir datos operativos para perfeccionar las mejoras de los parámetros de configuración, mejorar el servicio de garantía u obtener una estadística base sobre la cual implementar nuevas soluciones.

Por otro lado, las empresas de servicios responsables de la gestión de varias instalaciones pueden contar con servicios de gestión de planta que les permiten controlar lo que sucede en las fábricas de aquellos clientes que han solicitado este servicio.  La monitorización en remoto de las plantas permite ser mucho más efectivo en las intervenciones de mantenimiento, gracias a la facilidad con que se puede realizar el diagnóstico antes de la intervención real en campo.  Todo esto se traduce en un ahorro de tiempo y costes para las empresas de servicios, logrando mayor calidad en su trabajo.  Las cadenas de negocios comerciales también están interesadas en los servicios de administración de plantas cuando existe la necesidad de administrar varias unidades por planta individual o tener una idea general más clara de la tendencia en un grupo de plantas.

Otro tipo de servicio de IoT, llamado gestión de flota, es el que más solicitan las empresas de bebidas.  La conectividad 2G o 4G permite la geolocalización de cada unidad, evitando la pérdida de refrigeradores una vez instalados en el campo y mejorando la gestión logística  Además, la posibilidad de recibir los datos de ventas de cada máquina individual en tiempo real permite realizar análisis de marketing y, específicamente, hace posible comprender el nivel de rentabilidad de cada unidad individual o de tiendas en las que se instalan varios refrigeradores.

carel 5

 

Es fácil entender que, en la refrigeración 4.0, la conectividad de los controladores será fundamental para la evolución del mercado, permitiendo a los diversos actores utilizar y desarrollar servicios que hasta ahora solo se podían imaginar en este sector.  Ampliar el concepto smart a las unidades del refrigerador significa obtener un mejor control y, por lo tanto, aumentar la conciencia en su uso, conduciendo hacia un futuro cada vez más optimizado y sostenible.

 

Redes sociales