FRIO CALOR AIREACONDICIONADO S.L
Dirección de administración - 91 897 40 66 Delegación de Cataluña - 93 792 91 01
Visítanos
FRIO CALOR AIREACONDICIONADO S.L
FRIO CALOR AIREACONDICIONADO S.L
Publicidad

Maximizando la eficiencia de recuperación...

calor

CAREL: MAXIMIZANDO LA EFICIENCIA DE RECUPERACIÓN DE CALOR EN UNIDADESDE VENTILACIÓN

Diferentes sistemas aseguran la máxima recuperación de calor en las unidades de ventilación, como el enfriamiento evaporativo indirecto o la recuperación activa de calor

Cortesía de Enrico Boscaro, Marketing Manager HVAC Industrial en Carel Industries

La calidad del aire en edificios comerciales y residenciales es un importante parámetro para medir el confort personal.

La actividad humana en general produce CO2 y otros contaminantes, lo que significa que es necesario realizar un intercambio de aire introduciendo aire fresco del exterior.

El aumento de la calidad en el aislamiento hace que la infriltración natural sea insignificante y, por lo tanto, se necesita una ventilación mecánica controlada. Esto sucede cuando el sistema de aire acondicionado está equipado con una unidad de tratamiento de aire con toma de aire exterior, o también cuando se utilizan otras soluciones como radiadores, fan coils o suelo radiante. El uso de unidades de ventilación de flujo doble (suministro y salida) para el intercambio completo de aire con recuperación de calor es cada vez más frecuente, para evitar desperdiciar la energía contenida en el aire de salida.

Existen varios tipos de unidades de recuperación del calor (flujo cruzado, rotativo, doble bobina, tubos de calor,…) con diferente grado de eficiencia. La atención al ahorro energético impuesta por las regulaciones europeas, como la Directiva Ecodesign, está llevando a la adopción de tecnologías de alta eficiencia para aumentar la energía recuperada utilizando intercambiadores de calor tradicionales.

Una forma de incrementar la recuperación de calor en las unidades de ventilación es el enfriamiento evaporativo indirecto (IEC): esta técnica aprovecha el conocido efecto por el que la temperatura se reduce debido a la evaporación del agua en la corriente de aire, absorbiendo el calor contenido en el aire. Este tipo de enfriamiento se llama indirecto porque los efectos no se producen directamente en el aire introducido en el espacio con aire acondicionado, sino indirectamente en el aire de salida, mediante un intercambiador de calor. La ventaja de este sistema es que no es necesario limitar el grado de humedad en el aire de salida, que incluso puede llegar a la saturación, maximizando así el efecto.


Publicidad
Página Web DYNAM-IQ