FRIO CALOR AIREACONDICIONADO S.L
Dirección de administración - 91 897 40 66 Delegación de Cataluña - 93 792 91 01
Visítanos
FRIO CALOR AIREACONDICIONADO S.L
FRIO CALOR AIREACONDICIONADO S.L
Publicidad

ISH -14 al 18 de marzo de 2017

La ISH 2017 presenta las tendencias en estufas de azulejos, chimeneas, estufas de leña y estufas de pellets

Disfrutar de la agradable calidez de la vivienda gracias a los sistemas de calefacción de leña neutros en emisiones de carbon

La madera como medio de calefacción no ha perdido su fascinación. En la prehistoria los seres humanos se reunían para calentarse alrededor de la hoguera. Hoy en día, cuando hace frío, los habitantes de la casa se reúnen cómodamente delante de un tipo de hoguera abierta más moderna y domesticada: delante de una estufa de azulejos, una chimenea o una estufa de leña, que desprende una agradable sensación de calidez. Los chasquidos y crepitaciones del fuego y el movimiento de las llamas al arder contribuyen a relajarse después de un día estresante. Además, la suave calidez de una estufa de azulejos, por ejemplo, posee muchas radiaciones de ondas largas que penetran profundamente en la piel proporcionando una sensación muy agradable. Mediciones realizadas por institutos de investigación austriacos revelaron que el calor emanado por una estufa de azulejos estimula la relajación mental y aumenta también la capacidad de resistencia de las personas.

Los sistemas de calefacción de leña contribuyen a la protección del clima y a la sostenibilidad

Los hogares modernos contribuyen positivamente a la protección del clima, ya que, por regla general, la madera quema sin desprender CO2, es decir, la cantidad de dióxido de carbono que libera es idéntica a la cantidad de dióxido de carbono que obtuvo del aire durante su crecimiento como árbol. Además, la combustión de madera para obtener calor es un proceso responsable con las reservas de las fuentes de energía fósiles. Según la Oficina Federal de Estadística de Alemania, mediante el uso de energías renovables para la producción de calor, en el año 2013, en Alemania, se pudo evitar una emisión de gases de efecto invernadero correspondientes a aproximadamente 38 millones de toneladas de equivalentes de CO2. Así pues, quemar madera, fuente de combustión de carbono neutral, para producir calor contribuye de forma decisiva a alcanzar los objetivos para la protección del clima fijados por el Gobierno Federal.

Además, la madera es un combustible renovable disponible en todas las regiones. Lo que, por una parte, aumenta la seguridad de abastecimiento de los consumidores en Alemania, y, por otra parte, supone un beneficio tanto para el impacto ambiental como para la economía local teniendo en cuenta los trayectos de transporte más cortos, el valor agregado regional y la creación de empleo regional.

 

ISH

En Alemania crecen más árboles de los que se talan. Según el tercer inventario de bosques de Alemania (abril 2016) las reservas de madera han registrado valores récord con un aumento del 7 por ciento de las reservas en diez años. Además, con unas reservas totales de 3,7 mil millones de m³, los bosques alemanes tienen más madera que ningún otro país de la UE.

Reducir las emisiones sustituyendo los viejos hogares

Los hogares modernos tienen niveles bajos de emisiones, si bien, desde el punto de vista técnico, es imposible una combustión de leña o de pellets totalmente libre de emisiones. El sector es consciente del problema y, por este motivo, ha apoyado categóricamente la introducción de una serie de requisitos que deberán cumplir las chimeneas y estufas con relación a los combustibles sólidos en el marco de la actualización del 1º reglamento alemán de protección contra las inmisiones (1. BlmSchV). La segunda fase del reglamento con valores límites más estrictos entró en vigor el 1 de enero de 2015. Esto significa, por ejemplo, que para los aparatos de calefacción que utilizan combustibles sólidos (estufas de leña típicas) los valores límite de emisiones de CO se han reducido de 2,00 a 1,25 g/m³ y para las emisiones de polvo de 0,075 a 0,04 g/m³. Además, se deberá alcanzar un grado de efectividad mínimo del 73 por ciento. Las nuevas estufas de pellets trabajan con valores de emisiones todavía más reducidos: actualmente, los modelos sin depósito de agua registran valores límites de 0,25 g/m³ (CO) y 0,03 g/m³ (polvo) con un grado de efectividad mínimo del 85 por ciento. En un ensayo de tipo se deberán cumplir estos valores límites fijados.

La Asociación Industrial Alemana de Tecnología Doméstica, Calefacción y Cocina (HKI, Industrieverband Haus-, Heiz- und Küchentechnik) considera posible una reducción drástica de hasta el 69 por ciento de las emisiones si se sustituyen todos los dispositivos que tengan más de

20 años. En comparación con un hogar de combustión de leña del año 1980, un hogar de leña moderno emite solo una séptima parte de las emisiones de CO y de polvo. La HKI estima, que de los 10 a 11 millones de hogares calefactores que existen en Alemania, entre 4 y 5 millones están anticuados (todos anteriores a la 1ª fase del 1. BlmSchV) por lo que, en conformidad con el 1. BImSchV se deberían cerrar, rehabilitar o sustituir. Además, entre 4 y 4,5 millones de instalaciones ya no corresponden al estado de la técnica, ya que solo cumplen la 1ª fase del 1. BlmSchV.

La agradable sensación de calor adaptada a todo tipo de casas y de gustos

Los hogares modernos, de bajas emisiones y eficientes son muy polifacéticos y flexibles. Se adaptan a cualquier espacio de la casa, ya sea en el aspecto óptico como en el térmico, con un estilo clásico, purista, atemporal o moderno, tanto en una casa de bajo consumo energético o de una casa de construcción antigua. Esta atmósfera de confort individual se puede crear a partir de un amplio surtido de tamaños, formas, diseños y materiales diferentes y eligiendo la tecnología de combustión adecuada.

En estufas y chimeneas son muy populares los cristales panorámicos, en algunos casos deslizantes, que permiten observar el fuego desde diferentes ángulos. Sobre todo en los edificios de nueva construcción se instalan cada vez más estufas de azulejos polifacéticas, que en un espacio compacto ofrecen un bonito espectáculo de fuego y desprenden un suave calor de radiación a través del revestimiento de la estufa.

Y si, además, las estufas de azulejos, chimeneas, estufas de leña o estufas de pellets se conectan a la instalación hidráulica, entonces calentar la vivienda resulta todavía más ecológico, eficiente y rentable. Un distribuidor de calor que suele estar integrado en el hogar permite la conexión con el sistema de calefacción central a través de un acumulador de calor. En los días fríos, la estufa o la chimenea puede servir de sistema de apoyo a la bomba de calor eléctrica o a un dispositivo de condensación de gas y reducir su consumo energético. Al mismo tiempo, reduce la emisión de calor en la estancia en la que se encuentra y evita que esta se recaliente incluso en viviendas que están térmicamente muy bien aisladas. Las estufas de pellets con depósito de almacenamiento son capaces, además, de funcionar de forma ininterrumpida, automática y de adaptarse a las necesidades energéticas del momento. El uso de un sistema de control electrónica de la combustión es la solución perfecta tanto para las emisiones como también para la eficiencia energética. Si el sistema de control se usa en combinación con una pantalla táctil, un mando a distancia o incluso con la red wifi de casa y un smartphone o una tablet, entonces la agradable sensación de calor se puede regular con más comodidad todavía y sin necesidad de levantarse del sofá.

www.messefrankfurt.com

 

 

 


Publicidad
Página Web DYNAM-IQ